Es una actividad de lo más sencila de poner en marcha y en mi casa ha mantenido a los niños muy concentrados unos 45 minutos mientras mamá mantenía cierto orden en la cocina.

Se necesita:

  • un recipiente tipo tuperware detamaño mediano-grande y hondo
  • agua y jabón de los platos o agua vinagre y bicarbonato
  • un cepillo de dientes viejo y una esponjita
  • un trapo seco
  • unas monedas de céntimos 1-2 o 5

Con todo esto el niño limpiará sus monedas con el cepillo o la esponja. Si se usa jabón de los platos habrá mucha espuma y os aseguro que paar ellos esa es la mejor parte!!