Es una receta de plastilina cocida y da muy buenos resultados, no se pega casí nada o nada y es muy elástica, incluso más que algunas del mercado.

Se necesita:

  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de sal
  • 2 tazas de agua
  • colorante alimentario si se quiere
  • 2 cucharadas de aceite de oliva o girasol

Se pone todo en un cazo y se mezcla. Se pone a cocer 2-3 minutos a fuego fuerte sin parar de remover y 1-2 minutos a fuego suave hasta que quede la pasta sin líquido.

Yo le añadí 1 cucharada de canela y además tenía un olor estupendo, parecía masa de galletas.

Guardar en el frigorífico en un tuper, suele durar unos días pero se endurece....